Would you like to view our US Site?

Blog Posts by: Luis Rodmun

Pedir siempre las mismas especies del menú puede provocar la sobreexplotación, lo que evita ciclos de reproducción abundantes, generando así precios elevados debido a la demanda.

La cuaresma es la temporada de mayor consumo de pescado en el país, debido a que la tradición católica conmina a sus fieles a evitar el consumo de carnes rojas durante ese periodo.

Mientras la discusión y opinión pública está por los aires (Aeropuerto de Texcoco y Santa Lucía) en el otro extremo, en las profundidades de las costas mexicanas, existe una especie marina que vive sus últimas cabalgatas.

¿Quién no tiene en su cabeza la imagen de un caballito de mar? Esos carismáticos, frágiles y monógamos animales marinos son parte de una maravillosa biodiversidad costera y también de la pesca ilegal de México.

Los mares están ahí donde siempre. Los vemos desde la playa, un avión o un balcón. Pescamos, nadamos y buceamos entre olas y arrecifes.

Por las tardes disfrutamos de un sol que se hunde en el horizonte marino y admiramos su nacimiento por la mañana.

Degustamos un filete de pescado en hoja santa, un coctel de camarón con perfume de romero o un pulpo a las brasas. Y hasta dieta de pescado inventamos para bajar de peso.

Los mares están ahí donde siempre. Los vemos desde la playa, un avión o un balcón. Pescamos, nadamos y buceamos entre olas y arrecifes.

Por las tardes disfrutamos de un sol que se hunde en el horizonte marino y admiramos su nacimiento por la mañana.

Degustamos un filete de pescado en hoja santa, un coctel de camarón con perfume de romero o un pulpo a las brasas. Y hasta dieta de pescado inventamos para bajar de peso.

Anualmente, millones de toneladas de plástico de al menos 192 países con costa acaban en el mar provocando un gran impacto ambiental, éste se reduciría si aminoráramos nuestro consumo de ciertos productos y los remplazáramos por otros más amigables con el medio ambiente.

El plástico facilita la vida y a la vez es un poderoso enemigo para el medio ambiente. Sobre todo, los plásticos de un solo uso, pues tienen una vida útil muy corta y luego de ser desechados, afectan los mares, ríos, y también nuestra salud.