La lactancia materna, un acto de supervivencia - Oceana México
Inicio / Blog / La lactancia materna, un acto de supervivencia

agosto 4, 2021

La lactancia materna, un acto de supervivencia

La lactancia materna juega un papel fundamental en el desarrollo de los mamíferos que habitan en la tierra y en el mar. Algunos de los beneficios de este periodo son el crecimiento y la fuerza no solo en los humanos; para muestra estos animales marinos que nos recuerdan que esta etapa, además de natural, es un acto de supervivencia. 

Ballena azul

Es la ballena más grande que existe. Los machos miden en promedio 25 metros y las hembras 27 como suele ser los mamíferos marinos, donde las hembras suelen ser de mayor tamaño en comparación con los machos, esto se debe a que almacenan grandes reservas de energía para recorrer largas distancias y producir la leche que alimentará a sus crías. 

Los ballenatos al nacer ya miden de 7 a 8 metros y pesan en promedio 2,500 kg.  La leche materna les ayuda a crecer en longitud y peso. De acuerdo con la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) se ha reportado que las crías de la ballena azul diariamente ganan de 90 a 100 kilogramos y crecen 4.3 cm. Este crecimiento coincide con el periodo de lactancia  que es de 8 meses,  tiempo cen el que casi duplican su tamaño pues miden en promedio 15 metros cuando son destetados.

 

 

Ballena gris 

El periodo de lactancia de la ballena gris es de 7 meses. La leche de este animal es rica en grasas lo que permite a los ballenatos crecer y fortalecerse durante los primeros meses de vida, tiempo en el que se preparan para su primera migración hacia las gélidas aguas del norte. 

Cada año este cetáceo recorre más de 12 mil kilómetros desde Alaska hasta las lagunas costeras de Baja California donde pasan el invierno y dan a luz a sus crías, razón por la que se considera a esta especie mexicana de nacimiento. 

Lobo fino de Guadalupe 

La leche materna es el único alimento de las crías durante 8 meses hasta que estén listas para comer alimentos sólidos. Las primeras semanas de vida, los cachorros dependen totalmente de la madre, pero esta alterna los periodos de lactancia con buscar su propia comida.  

Así que las hembras pasan de 5 a 6 días en tierra para amamantar y durante nueve o 13 días van al mar para alimentarse.  Estos períodos son más largos que los de otros lobos marinos.  

 

Lobo marino californiano 

La lactancia en esta especie se extiende por un año, casi el mismo tiempo que dura el periodo de gestación (11.5 meses), pues las hembras están listas para aparearse dos semanas después de haber parido.  

La leche materna es la única fuente de alimento para los recién nacidos, pero al igual el lobo fino de Guadalupe la madre amamanta a la cría por periodos que intercala con la búsqueda de su propia comida.  

Al nacer las crías, las madres permanecen con ellas durante uno o dos días  para alimentarlas y después se ausentan hasta por 5 días para alimentarse. Los nutrientes de la leche materna dan a los cachorros los nutrientes que necesita hasta que vuelva la madre.

 

 
 

MOST RECENT

Up Next: