¿Qué hacen los océanos por ti (y por el planeta)? - Oceana México
Inicio / Blog / ¿Qué hacen los océanos por ti (y por el planeta)?

mayo 3, 2021

¿Qué hacen los océanos por ti (y por el planeta)?

Seguramente has escuchado hasta el cansancio que el mar es vida. Cientos de mensajes y campañas aseguran que la humanidad depende tanto de los océanos que sin ellos estamos condenados a la extinción.  Pero… ¿te han dicho por qué? ¿Sabes qué hacen los océanos por nosotros?

Los océanos y mares cumplen ciertas funciones que ayudan a garantizar la vida en nuestro planeta. Y ahí radica la importancia de su protección: no solo son una fuente viable de alimentos, también están íntimamente ligadas a la salud de nuestro planeta por lo que proteger los océanos –aunque sea un lugar común– es proteger el planeta.

 

Nos dan el aire que respiramos

El 70% del oxígeno que respiras proviene de los océanos. Contrario a lo que se cree, el mar  –y no las selvas tropicales que sólo producen el 28%– es el mayor productor de oxígeno.

Sin embargo esto no ocurre en el mar, sino gracias a una de las formas de vida marina: el fitoplancton, un conjunto de microorganismos autótrofos, es decir que producen sus propios nutrientes. De esta forma, el fitoplancton absorbe el dióxido de carbono y con ayuda de la luz del sol lo convierte en oxígeno mediante la fotosíntesis.

Se estima que cada año, estos microorganismos marinos liberan en la atmósfera más de 270,000 millones de toneladas de oxígeno.

Imagen de fitoplancton. Tomada de Gaceta UNAM. https://www.gaceta.unam.mx/el-fitoplancton-basico-para-la-vida-en-la-tierra/

Regulan la temperatura del planeta

Durante el día, los mares absorben la luz solar y retienen la energía, manteniendo un clima fresco, y lo liberan gradualmente por las noches manteniendo el equilibrio de la temperatura. Y si tomamos en cuenta que el 71% de la superficie del planeta está cubierta por océanos, es fácil dimensionar su impacto global. 

Gracias –de nuevo– al fitoplancton, los océanos absorben las emisiones de dióxido de carbono originados por las actividades humanas. Además de aprovecharlo para la fotosíntesis, y liberar oxígeno durante el proceso, estos microorganismos capturan el gas restante y cuando mueren se va con ellos a las profundidades del océano.

De acuerdo con el Centro Internacional de Ciencias Climáticas y Ambientales de China, en los últimos 25 años los océanos absorbieron el calor equivalente al generado por 3,600 millones de bombas atómicas como la arrojada sobre Hiroshima.

Nos dan alimento y nutrientes

Su alto contenido de proteínas y baja aportación de calorías, junto con el resto de sus nutrientes, muchos de ellos exclusivos de los productos marinos, hacen del pescado uno de los alimentos más saludables.

Sin embargo, no solo la calidad es importante. Los mares son una abundante fuente de alimento. Cada año se producen alrededor de 59 millones de toneladas de pescados y mariscos, lo que representa el 17% de la proteína animal que consumen los humanos.

Esta cifra podría aumentar drásticamente durante las siguientes décadas. De acuerdo con cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación –FAO por sus siglas en inglés–, se estima que los océanos produzcan entre 80 y 103 millones de toneladas de proteína de origen animal de forma sostenible.

Mantienen climas y hábitats

Los mares y océanos conforman el 71% de la superficie terrestre, y aunque representa el 97% del agua en todo el planeta no es apta para consumo humano debido a su salinidad.

Sin embargo, gracias a la energía solar, cada día se evapora un billón de toneladas de agua del mar que permanecen en la atmósfera y se condensan para, eventualmente, regresar a la superficie del planeta como lluvia.

Si bien esto no aumenta el nivel de agua en la Tierra, gracias a las precipitaciones se completa su ciclo y reabastecen las reservas del líquido, regula la temperatura global y mantiene el equilibrio de los ecosistemas y hábitats alrededor del mundo.

Son una fuente de ingresos

La pesca no solo da sustento alimentario. De acuerdo con la FAO, más de 60 millones de personas en todo el mundo se dedican a la pesca y acuicultura para obtener ingresos. En el caso de México, 300 mil familias dependen de esta actividad y la gran mayoría de ellas lo hacen de manera artesanal.

Además, los mares son la mayor ruta comercial del planeta. De acuerdo con la Organización Marítima Internacional, actualmente 50 mil buques mercantes, de 150 países, surcan los mares moviendo más de 10.7 billones de toneladas de mercancías lo que representa el 90% del comercio internacional.

Nuestra misión va más allá de la preservación de los cientos de miles de especies marinas y sus hábitats –para que sean causa de asombro y disfrute de las futuras generaciones–.  En Oceana estamos convencidas y convencidos de la importancia de los mares para la existencia de la humanidad y nos enfocamos en proteger los mares del mundo para que sean, también, una alternativa para combatir los problemas alimentarios del mundo mediante la implementación de políticas que permitan su restauración y resguardo.

 

MOST RECENT

Up Next: