La importancia de las y los biólogos en la protección de nuestros mares - Oceana México
Inicio / Blog / La importancia de las y los biólogos en la protección de nuestros mares

enero 25, 2022

La importancia de las y los biólogos en la protección de nuestros mares

 

Cada 25 de enero celebramos el día de la bióloga y el biólogo en México, un país que tiene la fortuna y la responsabilidad de ser uno de los más ricos en diversidad de vida. No olvidemos que los seres humanos y nuestras sociedades somos fundamentales para conservar y proteger la vida que estudiamos.

Los seres humanos buscamos cosas, las coleccionamos y exploramos asociaciones entre ellas para comprender el mundo que nos rodea. Todo está conectado, la naturaleza y la vida misma son una entidad difícil de clasificar y meter en cajitas de conocimiento, pero lo hacemos para comprenderlas mejor.

No podemos estudiar a los mamíferos sin entender su relación con aves y reptiles. No podemos estudiar la vida terrestre sin comprender las relaciones pasadas y presentes que tiene con el mar. Tampoco podemos entender los ecosistemas sin sus relaciones con los seres humanos, nuestra historia y los modelos políticos bajo los cuales el uso de la naturaleza se ha erigido.

Desde Oceana, las y los biólogos que trabajamos con colegas de otras especialidades, buscamos el bien común a través de la protección de nuestros mares para alimentar al mundo. En Oceana queremos desearle un feliz día a todas las y los biólogas que en sus diferentes trincheras buscan comprender, proteger y aprovechar de manera sostenible los recursos de la naturaleza.

Te puede interesar: Proyecto Alacranes: ciencia, tecnología y pasión por proteger los mares

La ciencia biológica y la política no pueden desentenderse la una de la otra, y ya sea desde el ámbito privado, gubernamental o empujando desde la academia y las organizaciones de la sociedad civil, las y los biólogos tenemos una responsabilidad con México. No debemos desentendernos de los modelos de desarrollo, de la visión de futuro de nuestros gobernantes; ni de la explotación económica que basa “la riqueza” en la extracción de los recursos de la naturaleza.

Los biólogos y las biólogas somos parte del ecosistema y de la sociedad, y esta visión que tenemos del mundo debe privilegiarse a la hora de hacer política pública que proteja las especies y ecosistemas y combata la crisis climática global. La salud, la economía, la alimentación, nuestros estilos de vida dependen de qué tan buenos seamos para comprender los impactos que tiene nuestro actuar en la naturaleza, y desde la trinchera de la Biología, tenemos mucho que aportar.